Valora este artículo
(3 votos)

¿Cómo ayudan las TIC en el empoderamiento social de los individuos?

¿cómo-ayudan-las-tic-en-el-empoderamiento-social-de-los-individuos? ¿cómo-ayudan-las-tic-en-el-empoderamiento-social-de-los-individuos?

Los cambios estructurales dados a finales del siglo XX, el deterioro de las condiciones de vida y el aumento de la desigualdad social son situaciones ampliamente abordadas en diferentes estudios de la realidad latinoamericana.

La pobreza económica en varios sectores sociales afecta las condiciones y calidad de vida de un gran segmento de la población, sin embargo esto no perjudica el sistema económico y orden político-institucional. La investigación social dada a partir de este contexto de desigualdad describe el problema en términos de subdesarrollo, desempleo estructural, informalidad, precariedad laboral y deterioro de las condiciones generales de vida.

La desigualdad social hace que varios segmentos poblacionales incurran en actividades que les asegure su supervivencia y generalmente están asociadas a condiciones de pobreza, situaciones laborales precarias originadas en procesos de marginación o exclusión social. Dentro de ellos se pueden identificar los asalariados no registrados, comuneros de emprendimientos sociales, limpiavidrios, mendigos, trabajadoras sexuales, productores clandestinos, vendedores callejeros, vendedores ambulantes, feriantes ilegales, músicos y actores callejeros, artesanos sin taller. Estos y otros que no se recogen en esta lista son quienes lideran la estrategia de supervivencia y buscan salir adelante a pesar de la crisis económica y social del país.

La teoría de la modernización visualiza la sociedad dividida en dos sectores: uno tradicional y otro moderno, desde esta perspectiva el sujeto social que está en condiciones de desigualdad y pobreza es porque se encuentra marginado y no está integrado a las instituciones y valores modernos. Desde este enfoque la única manera de salir del subdesarrollo es transformando a la población marginal en una población moderna, lo que implica una preparación adecuada de las personas. Es decir, un fortalecimiento de sus oficios y desarrollo de sus capacidades humanas para lograr que aumenten sus posibilidades para liderar su vida y así encontrar mejores oportunidades.

Preparar adecuadamente a los hombres y mujeres del siglo actual implica que logren inicialmente tener el poder o la facultad de autonomía en la toma de decisiones; y logren ejercer control sobre sus vidas basados en el libre acceso a la información, la participación inclusiva, la responsabilidad y el desarrollo de capacidades. Habilidades personales como la autoconfianza, la seguridad, la asertividad, así como la capacidad para resolver problemas y organizarse con otras personas enfocadas en alcanzar una meta en común son algunas bases del empoderamiento, y es precisamente este una característica determinante en los procesos de organización social al lograr que los hombres y las mujeres se constituyan en actores legítimos en la evolución de sus propios contextos.

Desde la lógica del empoderamiento se viabiliza al país en la medida que las personas que son objeto de la acción de desarrollo logren fortalecer la capacidad de controlar su propia vida hacia el "poder hacer", "ser capaz" y tener el control de las situaciones en las que se encuentren.

En esta misma perspectiva el empoderamiento posibilita el desarrollo económico y social cuando los sujetos desde un rol activo logran ser protagonistas, al actuar con una actitud crítica sobre los procesos de desarrollo que se llevan en sus contextos como respuesta a sus necesidades. Cuando en las comunidades a intervenir se logra que ejerzan una participación real, adquieren una connotación de aliados para cualquier programa de cooperación.

La tecnología contribuye al empoderamiento de los sujetos en la medida que provee información, recursos, posibilidades de comunicación e interacción, aspectos clave en los procesos de participación y de toma de decisiones. A través de las TIC las personas logran con mayor facilidad investigar, seleccionar, clasificar y priorizar las fuentes informativas según sus interés y necesidades.

Sin embargo, solo el acceso a la información y el desarrollo de capacidades mentales a través de la tecnología no es garante de los aprendizajes y mucho menos de las transformaciones sociales.

Para lograr desarrollar esas capacidades se supone el trabajo de elementos como "aprender a aprender" a partir de las diferencias; estimular la creatividad y la capacidad para abordar y resolver problemas, siendo estos los pilares de la enseñanza y el aprendizaje. El uso de la tecnología por parte de personas empoderadas lleva a la consolidación de redes sociales, movilización de acciones enfocadas en la ayuda social y la interacción basada en el apoyo mutuo de individuos que están atravesando periodos de vulnerabilidad.

Los blog, las páginas web, los foros de discusión, el chat, webquest y Google Doc son algunas opciones tecnológicas empleadas por personas que tienen interés en relacionarse con otros para agruparse y asociarse para comunicar sus intereses, unificar sus necesidades y gestionar posibilidades de desarrollo para sus comunidades. Las TIC son facilitadoras de la cohesión entre individuos y grupos en la medida que aumenta las posibilidades del apoyo permanente.

Esta postura rompe con la idea que el individuo es un ser pasivo de la cooperación, para pasar a convertirse en actor legítimo de sus propios contextos, líder de su desarrollo económico y social.

 

Referentes:

Empoderamiento
Psicología comunitaria
Informativa educativa en el desarrollo de áreas curriculares

 

Visto 5151 veces

Lo último de Eugenia Vallejo